La empresa familiar tiene en Argentina una muy destacada importancia, tanto desde el punto de vista económico como social. Así lo evidencia la riqueza nacional que genera y la población activa que emplea. Sin embargo, también hay que señalar que una parte significativa de las empresas familiares desaparecen tras la segunda o tercera generación.
 
Las empresas familiares que se han desarrollado y consolidado en el tiempo son las que han sabido conjugar adecuadamente los tres ámbitos que giran a su alrededor: propiedad, familia y gestión.
 

Así las empresas familiares necesitan respuestas únicas a situaciones concretas.  Requieren de un enfoque global que se adapte a la complejidad de su realidad.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now